spitfire

Directo adversario del caza alemán Messerschmitt BF 109, fue uno de los mejores cazas desarrollados en la II Guerra Mundial. Superior respecto a sus adversarios gracias a sus constantes mejoras y tuvo una producción total de 40 modelos diferentes. Llegó a convertirse durante la guerra en un símbolo nacional.

Compartió con el Hawker Hurricane los laureles de la victoria en la Batalla de Inglaterra, participó en todas las batallas de la guerra y realizó su última misión como avión de reconocimiento en 1954.

Messerschmitt BF. 109

Fabricante: Supermarine Ltd. (GB), 1935
Envergadura/longitud: 11,2 / 9 m
Altura: 3,8 m
Peso: 2.050 kg
Velocidad de crucero: 510 Km/h
Velocidad de altitud: 4.570 m en 6,8 min
Altitud: 10.400 m
Autonomía: 1.000 Km
Sistema propulsor: 1 motor Rolls Royce Merlin (1.030 HP)
Armamento: 8 ametralladoras .303in
Tripulación: 1

SUPERMARINE SPITFIRE

Diseñado por Reginald Mitchell quien trabajaba en la Supermarine Ltd. según una directiva del Ministerio del Aire británico de 1934 por la cual se demandaba un avión caza de alto rendimiento provisto de ocho ametralladoras. El Spitfire era el descendiente de una serie de aviones diseñados por Mitchell para participar en el trofeo Schneider en la década de los 20. Uno de aquellos aviones, el S.6 consiguió un registro mundial en velocidad al superar los 580 Km/h en 1929.

Provisto de un motor de 1.000 HP de 12 cilindros montado por Rolls Royce, el Spitfire voló por primera vez en 1935 aunque no fue hasta 1938 cuando fue integrado como caza plenamente operativo en los escuadrones de la RAF. Fabricado sobre una estructura de aluminio, su nuevo diseño de ala elíptica y su potente motor Merlin le permitían una gran maniobrabilidad a gran altitud.

SPITFIRE
SPITFIRE

El Spitfire era enviado para combatir a los cazas alemanes en tanto que el Hurricane, más lento, iba sobre los bombarderos. Durante la Batalla de Inglaterra participaron más Hurricane que Spitfires, pero un mejor comportamiento a gran altitud del Spitfire permitió la victoria final. Se dice que el Spitfire se llevó la fama cuando el Hurricane hizo el trabajo sucio.

En 1942 se fabricó un modelo parecido que llevaría el nombre de Seafire, que lo hacía capaz de ser transportado por los portaviones de la Royal Navy. En 1943, el Spitfire fue el avión encargado de desviar los cohetes V-1 alemanes en pleno vuelo para hacerlos caer al mar. A principios de los 50 se fueron retirando de los escuadrones de la RAF, aunque los que cumplían misiones de fotorreconocimiento continuaron en servicio hasta 1954.

Deja una respuesta